2000

Además, con motivo de la Jornada Mundial de la  Juventud, en el año Jubilar 2000, también jóvenes de la Parroquia participaron de la peregrinación a Roma.

Por aquellos años, tuvo lugar la colocación de la campana, donada por el Círculo Friulano de Avellaneda. Esta campana fue construida en el Friuli, región nordeste de Italia, que es famosa por la construcción artesanal de campanas para sus  característicos campanarios entre las montañas.

Todos recordamos al Padre Berisso con su sotana atada a la cintura y una pala o un pico en sus manos, y será recordado por el emprendimiento de muchas obras edilicias. Fue una de ellas la ampliación de la Parroquia Virgen Madre con la adquisición y  refacción del Anexo Parroquial.

La idea de contar con un lugar para el esparcimiento de los niños de la parroquia fue la inspiradora para su adquisición.

El galpón con tinglado y la construcción lateral se inauguraron y se imprimieron las manos de los niños sobre el portón de entrada, a modo de sellar esta ilusión. Las instalaciones serían muy bien aprovechadas con el tiempo, donde actualmente  funcionan varias actividades de la parroquia, reuniones, actividades para el barrio y vivienda del cura párroco.