1999

El 27 de febrero de 1999 la Vicaría es nombrada Parroquia, y el Padre Berisso asume como primer cura párroco. Como regalo, la nueva parroquia recibe de la Parroquia Santa Teresita, siendo párroco el Pbro.

Gabriel Favero, la imagen patronal de la Virgen Madre, traída desde España. Desde aquel año la acción pastoral de la novel Parroquia se comienza a extender hacia los barrios laterales a la laguna La Saladita; éstos son el Barrio Núñez y La Saladita,  comenzando a conformar el núcleo de la Comunidad María Inmaculada. La misa dominical se celebra en el Club Siglo XXI y comenzaron a funcionar los grupos de catequesis.

Con el tiempo la celebración de las misas se trasladaría al quincho de la Cooperativa Barrio Núñez, como así también la catequesis.

Entre los eventos comunitarios más recordados podemos mencionar las “cenas comunitarias”, con motivo de las celebraciones patronales y alguna fecha patria. Además se organizaron en la parroquia dos peregrinaciones al Santuario de Nuestra Señora del Valle de Catamarca y a Tierra Santa, Lisieux y Roma. En ambas peregrinaciones participaron miembros de las comunidades de la Parroquia Virgen Madre y la Parroquia Santa Teresita.