1969

A partir del 31 de diciembre de 1969, y hasta la construcción del templo, las misas se celebrarían los sábados por la tarde, en un garaje frente al local donde se celebró la primera misa, sito en Vicente López 2433, propiedad del Sr. Carlos Mieg, quien dedicó el resto de su vida a ayudar como sacristán en la capilla. Aun se lo recuerda con su inseparable bicicleta por las calles del barrio. También se comienza a enseñar el catecismo con la ayuda de Doña Francisca y Doña Ina, y se conservan algunas fotos de las primeras celebraciones de las primeras comuniones de los niños de la comunidad. Asimismo, los bancos donde los feligreses se sentaban para participar de las misas aún se encuentran en nuestra parroquia, donde se sientan los actuales catecúmenos.

Pero en aquella época, una parte del garaje lindaba a la huerta de Don Carlos, donde plantaba lechugas y criaba gallinas, que fueron parte del marco de las misas y da cuenta de lo provisorio de la situación.

El proyecto de edificación del templo fue realizado por el Sr. Ing. Elido Scian, un desafío para diseñar un espacio amplio en solamente 260 m², quien le sugiere al Padre Berisso una planta de forma pentagonal de 12 metros de lado.

Pero éste recién era el comienzo del largo camino, ya que se presentan como supuestos propietarios un grupo de personas, que interponen recursos para obtener una indemnización superior por la expropiación del terreno de la que habían sido objeto en su momento. Todos estos  acontecimientos retardan en casi diez años la adquisición definitiva del terreno, el cual finalmente se pone a la venta en enero de 1978.